Ir a…

Reporte Guanajuato

Informacion nacional e internacional que a ti te interesa

RSS Feed

agosto 15, 2018

El INBA lamenta el fallecimiento de los maestros Tizoc Fuentes y Elia Noemí Marín, pilares en la enseñanza de la danza folklórica


CDMX a 19 de Mayo de 2018.- El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) lamenta el fallecimiento de los bailarines Tizoc Fuentes Yaco y Elia Noemí Marín Reyes, ocurrido el jueves 17 de mayo en la Ciudad de México.

El mundo de la danza tradicional mexicana está de luto. Perdió a dos pilares de este arte: los maestros Tizoc Fuentes Yaco y Elia Noemí Marín Reyes, quienes difundieron con gran pasión y compromiso nuestras raíces folklóricas a través de su compañía y del Instituto de Danza Mizoc, donde formaron a centenares de bailarines desde su fundación en 1970.

Ambos contribuyeron como pocos a que el género folclórico se ganara el respeto y reconocimiento no solo en nuestro país, sino en el extranjero, ya que traspasaron fronteras para representar con orgullo a México.

Recientemente, los maestros Tizoc Fuentes y Nohemí Marín celebraron 50 años de formar a niños, jóvenes y adultos a través del Instituto de Danza Mizoc, ubicado en la colonia Guerrero. Uno de los reconocimientos simbólicos que recibieron fue el homenajeUna vida en la danza, que la maestra Nohemí recibió en 2010 y el maestro Tizoc en 2012.

Sobre ellos, Elizabeth Cámara, investigadora del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón (Cenidi Danza) comenta: “De larga y fructífera trayectoria dejaron huella indeleble en sus alumnos y en los escenarios en los que se presentaron a lo largo de su vida. Queridos maestros, serán recordados”.

Por su parte, Fernando Aragón Monroy, también investigador de este centro, dijo: “En la historia de la danza tradicional hablamos de regiones, de géneros y estilos, repertorios, de grupos y compañías, de bailarines, escuelas y academias, y también hablamos de maestros. Estos dos grandes profesores iniciaron juntos un recorrido de muchos años que quedó plasmado en cada clase, cada coreografía, en cada proyecto educativo. Gracias maestros Tizoc Fuentes y Nohemí Marín”.

El maestro Tizoc Fuentes Yaco nació en 1940 en Juchitán, Oaxaca. Su vocación dancística la descubrió cuando llegó a la Ciudad de México. Mientras se formaba como maestro normalista supo que la danza folclórica era el lenguaje con el que narraría su lugar en el mundo.

Fue incorporado a la carrera de bailarín de danza folklórica en la Academia de la Danza Mexicana pese a su edad. Tenía 19 años cuando sorprendió por sus cualidades de intérprete a la entonces directora de la Academia de la Danza Mexicana, Josefina Lavalle.

El maestro Tizoc bailó por cinco o seis años, porque después se dedicó de tiempo completo a la docencia de la danza folklórica, tanto en Mizoc, como en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y el Ballet Folklórico de México, donde trabajó de manera directa con la maestra Amalia Hernández.

En tanto, la maestra Elia Noemí Marín Reyes nació en 1939 en la Ciudad de México, y desde pequeña demostró su aptitud para la danza. Su primera maestra fue Conchita Septién, quien había estudiado en la Escuela Nacional de Danza del INBA. Después ingresó de manera profesional a la Academia de la Danza Mexicana, donde la única carrera que había era para maestra de folklor, algo que al principio no le entusiasmo, pero que después se convertiría en el género dancístico que le daría razón de ser.

Algunos de los maestros que la formaron fueron Amado López y Marcelo Torreblanca, siendo este último quien la motivó a montar la inolvidable Danza de Matlachines de Aguascalientes a un grupo de 70 sordos que nunca en su vida habían tenido contacto con la danza.

Durante mucho tiempo ejerció su profesión como profesora de folklor. Sobresale su paso por la escuela del Ballet Folklórico de México, bajo la dirección de Amalia Hernández. Después, la maestra decidió incorporarse como investigadora del Cenidi Danza José Limón. En 2009 se jubiló como investigadora, pero siguió trabajando como maestra y co-directora del proyecto Mizoc, que creó y sostuvo junto con su esposo, el maestro Tizoc Fuentes.

En sus últimos años, los maestros Tizoc Fuentes Yaco y Elia Noemí Marín Reyes desarrollaron un programa de capacitación a maestros de preescolar, a través de una metodología creada por ellos para la enseñanza de la danza folklórica basada en el juego y la cual arrojó alentadores resultados.

Zadoc Fuentes Marín, hijo de esta entrañable pareja, informó que los restos de sus padres serán velados en el Instituto de Danza Mizoc, ubicado en la calle Héroes 239, colonia Guerrero, desde la tarde de este viernes 18 de mayo  y hasta el sábado 19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: