Ir a…

Reporte Guanajuato

Informacion nacional e internacional que a ti te interesa

RSS Feed

agosto 16, 2018

Tania Reza presentó la serie de piezas performáticas Personas haciendo cosas


CDMX a 11 de Agosto de 2018.- La exploración de movimientos cotidianos de las personas como un acto escénico a través de la mediación tecnológica del GIF que resalta la belleza del movimiento real de cualquier actividad, formando una coreografía entre el performer y los GIFs como protesta ante la técnica purista de la danza, significó la creación de la obra performática Personas haciendo cosas, de Tania Reza.

La maestra en arte y mediación tecnológica por la Universidad Nacional Autónoma de México y licenciada en danza contemporánea Tania Reza se presentó este jueves 9 de agosto en el Centro Cultural España, en México, en el marco de la apertura del décimo Festival Itinerante de Videodanza. Agite y Sirva 2018, que estimula y mantiene el desarrollo del cine coreografía, a través de la formación, promoción, creación e investigación.

La pieza opera con programación de circuito cerrado generando los GIFs y el audio en tiempo real. Es una investigación sobre el gesto mínimo en las personas, la repetición y el cansancio y que deviene serie de alrededor de 10 piezas performáticas y una instalación que construye con sujetos que ejercen diversas actividades y profesiones.

En el proyecto colaboran Mauro Herrera, ingeniero en electrónica y computación con maestría en música con especialidad en tecnología musical y Rafael Durand, compositor, productor musical y programado multimedia.

Para cada pieza, la artista emplea un performer diferente, con un  movimiento extraído de su rutina diaria de su oficio o actividad.

La ganadora de la beca del Fonca Jóvenes Creadores 2017-2018, en la categoría de Nuevas Tecnologías, dijo que la razón de crear esta obra es resaltar la belleza del movimiento real de cualquier actividad.

Usa la repetición del movimiento y mediantes el GIF llega al agotamiento físico del performer, cuyo movimiento se modifica sutilmente.

Se produce una  nueva calidad de movimiento orgánica en la persona. El espectador pueda percibir estos mínimos cambios en una gran pantalla y en la ejecución del movimiento.

La obra se produce por el circuito cerrado que capta el movimiento de la persona que realiza una actividad en tiempo real, y a través de un patch se genera una serie de 10 GIFs del movimiento ejecutado simultáneamente.

Paralelamente, la sonorización de la pieza es generada en vivo con programación respondiendo al GIF o al movimiento de la persona. “Esta pieza nació por la necesidad de que la danza no me proporcionaba a mí, como creador, lo que necesitaba. Es súper rígida y purista. Aquí trato de plasmar que cualquier movimiento es bello. No importa que sea dormir o comer palomitas en tu sillón. Simplemente, hay mucha belleza en el hecho de moverte”.

Es así que se inclina por personas que realizan un oficio o que tengan una habilidad en particular donde haya mucho movimiento durante un día.

La pieza presentada es la número cuatro de 10 trabajos performáticos proyectados a realizar y que se suma a la de un ciclista, un jugador de futbol americano y un boxeador. Se extiende a los de otras actividades.

Un trabajador de mantenimiento y obras de construcción durante poco más de 20 minutos trabaja en la mezcla de concreto en un proceso perfecto y dinámico, armónico, producto de la experiencia que dan los años de trabajo.

Se trata de un performance construido con las imágenes captadas por cámaras en circuito cerrado  procesando el movimiento por tres computadoras donde se generan de 10 a 15 GIF en tiempo real de acuerdo con  espacio.

La sucesiva repetición de la acción de la persona se muestra en pantalla conforme la música invade el lugar y los reiterados movimientos crean una danza que genera en el espectador diversas emociones y cuestionamientos.

El resultado del experimento, asevera Tania Reza “es encontrar una belleza muy interesante cuando las personas se cansan”, porque es una pieza repetitiva que dura entre 20 a 25 minutos con las persona haciendo la misma acción.

“Cuando se agotan es lo más bonito. Al inicio del trabajo son muy rígidos con movimientos muy precisos, pero con el progresivo cansancio modifican el movimiento hasta llegar a un punto que considero lo más real.

“Para mí esto es bailar. Estas personas están bailando y al momento de ponerles música o un escenario cambia toda la lectura que le damos al movimiento. Lo que hacen es danza y danza es también platicar.

“Quisiera llegar a confrontar que la danza no es que hagas mil piruetas y que traigas un tutu. La danza son muchas cosas. Nos rodea todo el tiempo. Trato de extraer esos momentos que nos rodean, llevarlos a un escenario para decirle a la gente, qué extraordinario se mueve este tipo”.

Tania Reza fue artista residente del CaSa Oaxaca como parte del laboratorio de VIdeodanza y escena expandida Resonancias. En 2006 ganó el premio a mejor Videodanza mexicana del año, en el Festival Internacional de la Ciudad de México y es ganadora al Best Professional Beauty Prize, en el México Fashion Film Festival.

Por su alta calidad artística ha expuesto en espacios y festivales internacionales, entre éstos: Nevada Museum of Art, Performatica, el Museo Escárcega y el Brava Theater for Woman in the Arts, entre otros.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: